Por medio del proceso de compostaje, podemos reducir hasta en un 50% el volumen de residuos sólidos generados a nivel domiciliario, disminuyendo con ello las emisiones locales de gases de efecto invernadero y obteniendo como resultado un abono orgánico rico en nutrientes, que puede ser utilizado para devolver la fertilidad a la tierra de nuestra huerta, jardín o maceta.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart